Asertividad: ¿Cómo y cuándo decir que no? (Parte 1)

imagen

Últimamente una de las competencias más requeridas en los puestos de trabajo es la Asertividad ¿Qué es ser asertivo? Mucho se habla de este término pero ¿qué significa realmente?

La asertividad puede ser definida como la capacidad de autoafirmar los propios derechos, haciéndose respetar y respetando los límites y derechos del otro (1). Es decir, es una habilidad estrechamente ligada con la posición que adopta la persona ante el otro. Esta posición es una posición de equilibro, la cual consiste en afirmar la personalidad, la confianza en uno mismo y la autoestima, utilizando una comunicación segura y eficiente.


De esta manera, la asertividad es aquel respaldo que hace posible dejar explícita la posición que uno tiene y exhibir de una forma correcta los argumentos y sentimientos.


Generalmente para entender la asertividad sirve ejemplificar los comportamientos que NO son asertivos. Para esto se utilizan polos:Nadie es puramente sumiso, agresivo ni asertivo. Las personas tenemos tendencias hacia algunas de esas conductas más o menos acentuadas, pero no existen "tipos puros".


Si una persona tiende a la sumisión suele no estar acostumbrada a defender sus derechos e intereses personales. Respeta a los demás, pero no a sí mismo, reflejándose como inseguros en su hacer y decir. Generalmente, se quejan de terceros ("me trata mal"), costándoles enfrentar situaciones tensas. Consideran que teniendo esa conducta evitan molestar u ofender a los demás. El trasfondo de esa conducta es el buscar ser queridos y apreciados por todo el mundo.

En cambio si una persona se encuentra en el polo de la agresividad, tiende a defender en exceso sus derechos e intereses personales, sin tener en cuenta los de los demás. Detrás del comportamiento agresivo se sostiene la idea de que si no se comporta de esa manera uno es vulnerable (es un ganar o perder). No todas las personas agresivas lo son realmente en su interior, la conducta desafiante es muchas veces una defensa por sentirse excesivamente vulnerables ante los "ataques" de los demás, o bien es una falta de habilidad para afrontar situaciones tensas.

Digamos que la asertividad sería un comportamiento que equilibra los polos de la sumisión y agresividad, siendo difícil de mantener, pero no imposible.

Cuando uno es asertivo conoce sus propios derechos y los defiende (en el caso de que sean vulnerados), respetando a los demás. Además, uno no se "enfrenta" con el otro ni busca "ganar" sino que su objetivo es llegar a un acuerdo.

Es decir que una persona es asertiva cuando:

• Se siente con libertad para expresarse de la manera más apropiada según la situación.
• Posee una comunicación efectiva, clara y con un buen feedback.
• Tiene metas claras. Sabe a dónde va y aquello que quiere conseguir.
• Pone en valor el esfuerzo por llegar a sus objetivos. No se desalienta ante un fracaso, reformula y resignifica constantemente.
• Establece una comunicación con un estilo delicado de discurso, sin ofender al interlocutor.
Es decir que ha aprendido a:
• Decir que no, mostrando su postura justificándola y utilizando un razonamiento claro, sin menospreciar la postura del otro.
• Pedir favores cuando es necesario y pedir aclaraciones ante las dudas.
• Expresar sentimientos (tanto de gratitud como de insatisfacción).

Esperamos que estos tips ayuden a cada uno de ustedes a ser asertivos de acuerdo a lo que exija cada situación.

Lic. María Victoria Urdiales
Gestión de Recursos Humanos - Persé


(1) Castanyer, O. La asertividad: expresión de una sana autoestima. Desclée De Brouwer, Bilbao (2004).

 

Volver

Ingresar

Nombre de Usuario
Contraseña
Olvide mi contraseña

Persé

Dizen 2012